domingo, 25 de marzo de 2007

Tu risa (que noche mas rara!)

Mís manos tiemblan
no puedo controlarlas
las muevo nerviosas de un lado a otro
mientras tus labios hablan
porque esta no es una noche cualquiera
hay estrellas negras, la inmensidad es blanca
todo está patas arriba
pero tranquilamente
tus labios hablan

Que es lo que tiene esa voz para sacarme de las tormentas?
me pregunte a mi misma casi dormida
y en vez de rogar al cielo soñar contigo
le di las gracias por darme lo que quería
irme y llevarme en el tape de mi memoria
el sonido de tu risa

Para escucharla durante las noches
donde la inmensidad es negra y las estrellas son blancas
cuando faltes
donde siempre faltas

7 comentarios:

Palanteflash dijo...

tu tan romantica como siempre,trayendonos esos poemas tan interesantes.


saludos

DrLacxos dijo...

Que es lo que tiene esa voz para sacarme de las tormentas?

muchas veces me he hecho esta pregunta.

me encanta tu manera de simplificar lo que pudiera ser todo un relato enorme.

puzulu dijo...

Yo No entendio de que hablar usted
si poder usted explicar, yo feliz

este usted bien

BB dijo...

porque hay un lugar donde siempre falta?... esa voz, ahhh cuanto se le extraña.

un abrazo Mau!

Cherrycola dijo...

si, asi es, hay voces, presencias, q nos traen tranquilidad!
y si, tambien es cierto q lo mejor de todo, son esos tapes q podemos darle play cuando esas voces, presencias nos faltan!
buen poema! tan inspirada como siempre.
tu sabes q por aqui se te quiere de gratis verdad??????

.::Mau::. dijo...

Palante: me hiciste sonrojar!!!!

drlacxos: y a mi me encanta tu manera de interpretar ;)

Luis: listo y servido already

bb: es que TODO EL POEMA se trata de alguien que siempre falta

Cherry: siii cuando una puede cerrar los ojos y olvidarse del mundo y pensar solo en lo feliz de ese momento. es mi mejor calmante... y si, lo se, y el cariño es mutuo muaaaaaaaa

besitos a todos!

Doctora Yvonne dijo...

Me inspiraste ganas de presentarte a una poetisa uruguaya, Idea Vilariño:


DÓNDE

Dónde el sueño cumplido
y dónde el loco amor
que todos
o que algunos
siempre
tras la serena máscara
pedimos de rodillas