lunes, 16 de agosto de 2010

Escaso




He naufragado en minutos de memoria, y si notas que no respiro es para no soplarla lejos de mí ¿Qué sería de la poesía con la que he dormido por años si a estas horas estuvieras dejando tu saliva sobre mi almohada; si mañana a las 7 tuviera que tener listo tu desayuno, tu zapatos, tu vida? Si contestaras 6 de 10 de mis llamadas, o estuvieras allí donde posan mis ojos. ¿No es mejor -para la inspiración- que seas un sueño, un fantasma? ¿Que seas agua, petróleo, koala? Que seas escaso; menos que esporádico, menos que pasajero, menos que temporal. Y digo más, en mis ilusiones más locas eres una cosa muy grande y muy hermosa que ya no vive y de la cual es necesario vetar  todo dato de existencia. Cuanto duele cuando el amor se va, pero ¿Qué hay del amor que nunca ha llegado? Ahi acabas tú y empieza la literatura, como debe de ser.

Después de mil espejos he tenido que darme cuenta que no vale la pena lastimarme si no vas a ahogarte en el río de mi sangre, o gritar si no busco impedir tu sueño. Nada vale la pena si no estas para suplicarme que no la valga.

No voy a llorar, mejor escribo...o quizás sí lloraría cariñito mío, si me juraras que vas matarte al ver mi lágrima…


5 comentarios:

Mely dijo...

Por este texto entiendo que te has esforzado mucho con alguien y esa persona no te demuestra lo mismo, no? tal vez ya sea hora de abandonar la batalla...

Muah.

Isidro J.G. dijo...

Es la paradoja del amor.
Es aburrido cuando tienes lo que quisiste desde hace milenios. Por lo general, uno/a termina extrañando el amar en silencio.

Gracias por compartir el blog con tus creaciones poéticas.

ElizaGirl dijo...

Asi es la vida !
pero ...
preferirias tenerlo y dejar atras tu poesia o que todo siguiera como esta?
da igual ....

me gusta como escribes, un beso !

GS dijo...

Hmm...prefieres imaginar lo que sería, a vivir la realidad de lo que es... es eso?

por cierto... reabrí mi blog!

Blueberry dijo...

hola soy nueva en tu blog :D
me gusto mucho!
pero opino que el amor, lo bueno que tiene, es que a pesar de sus finales desgraciados, siempre hay un principio alegre.
En fin, suerte mau, en encontrar un amor que te haga feliz.